¿Qué caracteriza a las personas emprendedoras? La actitud de las personas emprendedoras de éxito puede detallarse en doce conductas básicas. ¿Cuántas de ellas tienes?

1. Pasión.- Los emprendedores se entregan a su actividad con cuerpo y alma para lograr las metas y objetivos trazados.

2. Visión.- Su trabajo comienza definiendo las prioridades inmediatas y necesidades en el presente, para así establecer los pasos estratégicos que lo llevará a alcanzar sus objetivos.

3. Capacidad de aprendizaje.-  Los emprendedores exitosos reconocen que están aprendiendo siempre y que pueden aprender de todos cada día.

4. Buscar lograr resultados.- Los emprendedores son personas prácticas que toman decisiones llevadas a la acción para lograr objetivos en un plazo determinado.

5. Determinación y coraje.- Es necesario aceptar los problemas y tomar oportunas y firmes decisiones para  solucionarlos con eficacia.

6. Creatividad e innovación.- No es necesario inventar lo que ya esta inventado, pero sí es necesario identificar nuevas posibilidades de hacer las cosas y garantizar diferenciación.

7. Persistencia.- Tratar una sola vez y darse por vencido no es suficiente. Hay que dar un paso a la vez de manera creativa y organizada.

8. Sentido de oportunidad.-  El emprendedor identifica necesidades, problemas y tendencias. Trata de concebir alternativas de satisfacción o solución según sea el caso.

9. Trabajo en equipo.-  El liderazgo del emprendedor busca unificar ideas y lograr consensos ante los problemas que se le presenta, haciendo que el equipo con el que trabaja se desarrolle con armonía.

10. Autoestima.- El emprendedor es optimista y seguro. Tiene confianza en sí mismo, en sus habilidades y capacidades. Ser positivo es la manera más segura de atraer el éxito.

11. Asertividad.- No se va con rodeos y va directo al grano para manifestar lo que piensa, siente y quiere. Esta es una característica básica para poder alcanzar los objetivos trazados.

12. Organización.-  Establece un cronograma de actividades que se programa con la capacidad de recibir ajustes permanentes. Procura mantenerlo siempre actualizado para evitar confusiones.