La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que las pérdidas económicas por enfermedades y lesiones ocupacionales representan del 9 al 12% del Producto Interno Bruto (PIB) en América Latina. 

Una persona saludable es mucho más productiva ¿cierto? Por este motivo, algunas empresas internacionales comienzan a implementar los llamados «Programas de Salud Corporativa», que consisten en planes de salud, ejercicio y bienestar integral organizados por la propia empresa para sus colaboradores.

Son innumerables las ventajas para el empleado al mejorar su bienestar y calidad de vida, su estado psicológico y físico, su satisfacción y motivación. Las ventajas no son únicamente para el empleado, también para la empresa porque influye en la imagen de la compañía, logra una mejora del rendimiento, la productividad y mayor fidelidad del empleado; con lo que disminuyen la rotación, el número de bajas y el ausentismo laboral: El resultado es un beneficio notable.

Por ejemplo, en México están identificadas entre 2,500 y 3,000 enfermedades vinculadas con el trabajo, en las que podemos incluir fatiga visual, lesiones músculo-esqueléticas, padecimientos respiratorios, ciertos tipos de cáncer; y los nuevos padecimientos conocidos como tecnoestrés (trastornos de quien utiliza por largos periodos la tecnología), mobbing (hostigamiento psicológico en el trabajo) o burnout (fatiga crónica por estrés).

Tengamos en cuenta que los grandes niveles de estrés afectan el organismo, impidiendo que nuestro desempeño sea eficaz y perjudicando nuestra salud de varias maneras, a esto se le conoce como la curva del estrés y provoca que la fuerza laboral se desempeñe al 60 o 70% de su capacidad.

Entonces, ¿qué se busca lograr con la implementacion de programas de bienestar? Permitir al empleado tener una mejor calidad de vida, la cual se verá reflejada en el desempeño de su trabajo y, por ende, en beneficios para la empresa. Veámoslo como un ganar-ganar: una compañía con programas de salud empresarial es tres veces más productiva  que una que no los tiene.

Y en tu empresa ¿cuentas con algún programa de salud corporativa?