La comunicación dentro de la empresa ha sido un factor influyente dentro de las organizaciones a través del tiempo, pero ¿quién es responsable de esto? ¿Recursos Humanos o Comunicación Interna? 

La Comunicación Organizacional es un área que genera gran impacto dentro de las empresas debido a que no sólo busca comunicar, sino difundir mensajes claros que todos los colaboradores entiendan, para obtener mejores resultados en los procesos internos y externos de la empresa.

Como bien sabemos, el área de Comunicación Interna es relativamente nueva, es por eso que muchas empresas no cuentan con la misma. Entonces ¿Cómo nació esta área? Regresemos un poco el tiempo. El área de Recursos Humanos, desde su principio, se ha visto implicado como un gran aliado de la comunicación dentro de las empresas ya que actúa como facilitador que promueve una cultura de comunicación efectiva en todos los niveles de la organización; su conocimiento y experiencia del entorno laboral la convierte en un espacio de importancia en la definición de las estrategias de comunicación.

Conforme las empresas se convirtieron en grandes corporaciones, tuvieron la creciente necesidad de un área que, en manos de profesionales de la comunicación, apoye a gestionar la misma dentro de la empresa. Es aquí cuando aparece Comunicación Interna, su principal labor es dar a conocer todo lo que está sucediendo dentro de la organización bajo la premisa de que “trabajadores mejor informados, generan mayor compromiso y alineación con el negocio”. Así, la diferenciación entre RRHH y CI se hizo cada vez más clara y necesaria.

Sin embargo, no todas las empresas reconocen su importancia: en toda empresa -ya sea grande, mediana o pequeña- se hace necesario comunicar, no solo hacia afuera, sino también hacia dentro, para optimizar los procesos del negocio y lograr un reconocimiento y sentido de pertenencia hacia la empresa. En este sentido, cada miembro se convierte en una pieza importante de la organización que contribuirá en el cumplimiento de objetivos. Es por ello, que mantener informados a nuestros colaboradores sobre el estado actual o el rumbo que está tomando la compañía es de vital importancia.

Si bien, Comunicación Interna comparte el mismo público y por ende, la misma visión de negocio que Recursos Humanos; Comunicación Interna fortalece responsabilidades en aspectos clave para la organización como el clima laboral, afianzamiento de la cultura corporativa y la creación de espacios informativos que promuevan mayor conocimiento respecto de la productividad y ambiente de la empresa.

De igual manera, se encarga de construir la lealtad  y apego emocional del colaborador con la empresa, lo que da como resultado un personal más productivo y con mayor estabilidad dentro de la organización. Por último, se encarga de asegurar que los colaboradores estén informados y alineados a la estrategia de negocio y que ayuden a construir una buena reputación empresarial.

Así, la clara diferenciación e independencia de ambas áreas, es clave para acompañar, fortalecer e impulsar, los objetivos del negocio dentro de las empresas.